IZQUIERDA UNIDA O IZQUIERDA DE MENTIRA

Publicado: Raúl López

Los trabajadores  del Ayuntamiento de Rivas se manifiestan contra los recortes salariales y laborales del Gobierno de José Masa (IU)

– Hoy miércoles 30 de mayo (19.00), los empleados públicos desfilarán de “luto” desde la avenida Covibar hasta la plaza de la Constitución, sede del Consistorio

– El Ejecutivo local ha decidido que sean los empleados públicos  con sus sueldos, y los vecinos con el incremento de impuestos, quienes paguen la deuda de 31 millones que el Ayuntamiento ha contraído por su mala gestión.

– José Masa, en 2010: “No se puede responsabilizar de la crisis a los empleados públicos. Se puede disminuir el gasto, pero por otras vías, no reduciendo el sueldo”

Lunes 28  de mayo de 2012, Rivas Vaciamadrid.
Los trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid se manifestarán el próximo miércoles 30 de mayo, a las 19.00, y vestidos de negro, contra los recortes salariales y laborales que está aplicando el Gobierno municipal de José Masa, de Izquierda Unida (IU). La manifestación saldrá de la avenida de Covibar (a la altura del colegio El Olivar) para pasar por la avenida de Miguel Hernández y la avenida de Los Almendros y finalizar en la plaza de la Constitución, sede del Consistorio.

Hay que recordar que Rivas (“la aldea gala de España”, según sus gobernantes) es de las contadísimas ciudades del país con más de 50.000 habitantes donde la izquierda (ya sea PSOE, IU u otras formaciones) gobierna con mayoría absoluta (en este caso, IU: con 14 ediles de 25).

El Ejecutivo local ha decidido que sean los empleados y públicos quienes paguen la deuda de 31 millones de euros que el Ayuntamiento ha contraído en los últimos años por su mala gestión pública. Y para ello está aplicando un ‘Plan de Ajuste’ que supone un duro recorte salarial y laboral.

Dicho “ajuste”, aprobado en el Pleno municipal en solitario por IU (sin el apoyo de PSOE, PP y CDR), propone de forma unilateral rebajar el salario de los empleados al final del proceso  2008-2015 en más de un 25%, suprimir partidas sociales que suponían una conquista en materia de derechos sociales y aumentar la jornada laboral desde el 1 de junio.

Todo ello lo ha puesto sobre la mesa de negociación el Gobierno de José Masa junto a continuas amenazas de despidos de personal público. En dicha mesa de negociación, y con plena unidad de acción sindical,  figuran las cinco centrales con representación en el Consistorio: CCOO, UGT, CGT, CPPM y CSIF.

Al mismo tiempo, el Gobierno local se sigue negando a reducir el número de cargos de confianza gubernamentales y de los grupos municipales, cuyos salarios ascienden conjuntamente a 1.000.000 de euros anuales (el equivalente a la partida salarial que el Gobierno local quiere rebajar solo en 2012).  Mientras tanto se saca de la chistera nuevas tasas que tendrán que pagar sus ciudadanos al tiempo que incremantan los impuestos.

Los trabajadores y trabajadoras municipales, que a partir de ahora también se concentrarán vestidos de negro todos los viernes frente al Ayuntamiento a las 10.30, recuerdan que el mismo alcalde que aplica ahora este salvaje ‘Plan de Ajuste’ se dio un baño de titulares en la prensa, radios y televisiones nacionales en mayo de 2010 al anunciar que se negaba a rebajar el salario de sus empleados públicos tal y como establecía el Real Decreto Ley aprobado por el Gobierno socialista de Zapatero (negativa que posteriormente tuvo que rectificar bajando un 5% de media los salarios).

Entonces, Masa aseguraba ante cualquier micrófono o cámara que se le pusiera delante que no se podía responsabilizar de la crisis “a quienes atienden a las personas mayores, abren los polideportivos o mantienen la seguridad ciudadana”, en referencia a los trabajadores públicos (ver información de El País del 26 de mayo de 2010). “Se puede disminuir el gasto, pero por otras vías, no reduciendo el sueldo a unos asalariados que no tienen culpa de la situación actual”, manifestó el primer edil (También ver informaciones publicadas en El Mundo,  ABC, La Razón).

Ahora, cuando la deuda procede de su propia gestión, el Ejecutivo de IU, en un alarde de crisis de identidad, echa la culpa a sus trabajadores y les endosa su despilfarradora gestión. El mismo alcalde que alza su voz contra los recortes nacionales del Gobierno de Rajoy actúa luego abrazando esas mismas políticas neoliberales para con sus trabajadores públicos.

Leave a Reply